William Henry Fox Talbot.

El padre de la fotografía moderna, William Henry Fox Talbot (1800-1877), desarrolló el proceso por el cual se podían realizar copias innumerables de un único negativo. El proceso se denominó calotipo y se patentó en 1843, convirtiendo a Fox Talbot en uno de los pioneros de la fotografía;

Las imágenes positivas obtenidas mediante el Calotipo son poco nítidas y carecen de una escala de grises a diferencia del Daguerrotipo, Sin embargo, resulta ser un procedimiento más económico y más fácil de utilizar, requiriendo además de un tiempo de exposición de unos treinta segundos.

De forma paralela a los trabajos de Niepce y Daguerre, Talbot obtuvo los primeros resultados de sus investigaciones fotográficas en el año 1834, al obtener una serie de imágenes de flores, hojas, telas, etc., por contacto de los objetos con la superficie sensibilizada, sin usar por tanto la cámara oscura. Talbot consiguió de esta manera imágenes en negativo que era capaz de fijar para impedir que la luz las hiciese desaparecer.

Aunque su esfuerzo en el desarrollo del proceso por el cual las imágenes fotográficas pueden ser reproducidas, le otorgó el título de “padre de la fotografía moderna, Henry Fox Talbot aún no ha sido suficientemente reconocido como fotógrafo por derecho propio. Durante su carrera fotográfica realizó más de 5.000 imágenes que incluyen fascinantes imágenes de su casa Lacock Abbey, retratos de su familia y amigos, y naturalezas muertas de especímenes botánicos, telas y objetos de la casa.

No sólo fue una figura clave en la historia de la fotografía sino que lo fue también como figura intelectual del siglo XIX, ya que trabajaba en la ciencia, las matemáticas, la astronomía, la política y la arqueología,

Sus fotografías reflejan y encarnan las cuestiones sociales y culturales de la época, pero también son fascinantes, a veces hermosas, las imágenes que se comete todavía hoy en día.


Esta es la mejor monografía de introducción al trabajo de Fox Talbot, con una amplia selección de 55 imágenes que se presentan en orden cronológico para documentar el desarrollo de su fotografía.

Incluye tanto imágenes icónicas, como sus paisajes alrededor Lacock Abbey, como otras menos conocidas, pero no menos interesantes, que revela la amplia gama de la obra de Fox Talbot, que estableció los géneros fotográficos que siguen siendo parte integral del medio a día de hoy.

El libro presenta una serie de imágenes de las publicaciones de Fox Talbot, que incluyen El Lápiz de la Naturaleza (1844-46), en primer lugar, y Sun Pictures en Escocia (1845) – ambas producidas en un intento de introducir la fotografía a un público más amplio.

El ensayo introductorio está escrito por el experto en historia de la fotografía, Geoffrey Batchen, además de un comentario que acompaña a cada imagen en el diseño elegante, ofreciendo más información sobre la fotografía de Fox Talbot y el proceso científico detrás de la realización de los negativos.

El libro perfecto para los entusiastas de la fotografía y muchos estudiantes interesados en la labor de este pionero del arte del siglo XIX y la ciencia.

Deja un comentario