A Road Not Taken, de Jasper Bastian

La frontera entre Bielorrusia y Lituania, dos países que anteriormente formaban parte de la Unión Soviética, fue una vez poco más que una línea insignificante en un mapa y las personas que vivían a ambos lados convivían creando una identidad social común.

Con el colapso de la Unión Soviética en 1991 y la construcción de la frontera exterior europea entre Lituania y Bielorrusia en 2004, muchas de estas ciudades fronterizas se dividieron, y lo mismo ocurrió con familias que fueron separadas, aunque sus casas están a solo unos pocos metros del otro lado de la frontera.

El fotógrafo alemán-estadounidense Jasper Bastian capta este peculiar estado de aislamiento en su serie A Road Not Taken. Un trabajo lento, de fotografía y conversación, que le permite rescatar muchas de las historias personales que quedan tras una fatídica decisión política.

Este no es el primer trabajo fotográfico que documenta los efectos de la política en la sociedad. Across the River es otra de sus series, que examina la división política y étnica producida en Kosovo y las tensiones sociales que producen.

Sus trabajos le han valido el reconocimiento en certámenes como el Leica Oskar Barnack Newcomer Award o el 30 under 30 de Magnum Photos.

Entra en la web del fotógrafo para ver sus trabajos

www.jasperbastian.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.