Andreas Meichsner: ARCADIA




Hoy os mostramos el trabajo de este autor Alemán, que nace en Hannover en 1973 pero reside en Berlín. Fue aprendiz de carpintero y cursó estudios de arquitectura pero al final decidió cursar los estudios de fotografía en la universidad de ciencias aplicadas de Hannover y mas tarde en la universidad de Hiroshima donde realizó la serie 32.000.000.
Andreas además de su faceta de autor también trabaja en el mundo de la publicidad y en mundo editorial y su trabajo ha sido finalista del Leica Oskar Barnack Award dos veces.
Esta selección de imágenes forman parte de la serie ARCADIA que junto a Dutch dream houses y Welcome to the club forman parte de un proyecto a largo plazo que examina la sociedad a través de las vacaciones y el ocio organizado. Este autor capta de manera magistral a la sociedad moderna ociosa la cual busca unas vacaciones con seguridad y orden y al final encuentran la inactividad y la rutina.
Adreas Meichsner ha tenido distintas exposiciones en Europa y Asia y estuvo en la edición de 2010 en Getxophoto.



http://www.andreasmeichsner.de/

7 pensamientos en “Andreas Meichsner: ARCADIA

  1. Carlos

    Simplemente soy un aficionado a la fotografía por lo que no puedo hacer un comentario “fotográfico” en toda regla. Lo que sí podría hacer es intentar hacer de abogado del diablo por un rato e intentar suscitar alguna que otra opinión…

    Probablemente detrás de estas fotos haya un trabajo enorme de planificación previa, de investigación, de estudio del tema, de trabajo in situ, de valoración posterior de lo obtenido y miles de cosas más que desconozco por ser como digo un simple aficionado. En mi opinión lo que estas imágenes transmiten es serenidad, paz, tranquilidad, relax propias de “unas vacaciones con seguridad y orden que al final encuentran la inactividad y la rutina.” Técnicamente no puedo aportar mucho pero quizás sí hacer referencia a una composición limpia, clara, simple, cuidada que quizás apuntale las sensaciones que antes escribía.

    Tecnicamente no puedo opinar mucho pero creo que todas las fotos guardan una cuidada composición que transmite esa “¿serenidad buscada?”.

    Ahora bien en mi opinión estas fotos las puede hacer cualquier aficionado a la fotografía con una simple cámara compacta, una Canon S95 por ejemplo. Si fuera ese el caso, ¿seguirían siendo tan buenas como para ser publicadas o para aparecer por ejemplo en este blog?.

    Con este tipo de trabajos siempre se me plantea la misma cuestión, ¿qué es lo que en verdad se valora?, ¿las imágenes en sí?, ¿el curriculum del fotógrafo?, ¿la intención?, ¿el trabajo de años?, ¿la temática global?, ¿el planteamiento inicial y conseguir lo pretendido?, ¿todo lo anterior y mucho más?, etc, etc.

    Probablemente cualquier fotógrafo experto tiene respuesta a todas estas preguntas o incluso ni se las plantee porque es capaz de ver más allá de las imágenes. Quizás sea ese el quid de la cuestión, ver más allá de las imágenes…

    La verdad es que si alguien me enseña una foto de un Mercedes aparcado a la puerta de una casa y me dice, “Quillo mira que pedazo de foto..”. Simplemente le diría, “Pos falen…si tu lo dices.”

  2. Don Javier

    Carlos, desde mi humilde opinión creo que te equivocas de enfoque.

    A mí las fotos me transmiten una crítica mordaz a la forma de socializar, invertir nuestras vacaciones… Solamente fíjate en la foto del señor sentado en la lancha haciendo cómo que pesca o a la pareja comiendo en un jardín sucio y mal cuidado mientras ven la tele.

    Y en cuanto a lo de si cualquiera puede realizar estas imágenes… Creo que hay ejemplos mejores donde discutir sobre el valor de un trabajo. En este caso para conseguir esa transición de colores, esa suavidad en las formas, la nitidez, la latitud de exposición, la corrección de las líneas… es necesario hacerlo con una cámara de placas.

    Con una Canon S95 (por decir algo) no puedes, de ninguna manera, hacerlo. Pero ni con una Canon 5D MkII….

    En cuanto al trabajo, me parece un ejercicio que a pesar de no ser muy original, es muy fresco y dinámico.

  3. Carlos

    Javier, desde mi humilde opinión te digo que puedes tener razón pero he vuelto a ver la serie de fotos y siguen transmitiéndome lo que en mi comentario describía. Las veo y se me viene a la cabeza esa sensación de desconexión, de relax propios de cuando estamos de vacaciones, de pasar el tiempo simplemente pasando el tiempo.

    Pienso que también se puede interpretar como una crítica mordaz pero en tal caso se estaría criticando una forma de vida, una forma de pasar el tiempo que puede hacer feliz a mucha gente. Y ¿quién es nadie para criticar la forma en que los demás pasa su tiempo?. Bueno, la verdad es que yo lo hago todos los días con la tele basura y la gente “basura”…

    En cuanto a lo de la S95 me reafirma en que no tengo ni idea de fotografía…jajaja.

    Gracias por la lección Javier. Un saludo.

  4. klemente manuel corredera perez

    Interesantes comentarios! yo añadiría que igual una foto cualquiera de esta serie no dice mucho y “cualquiera” la puede sacar, como dice Carlos la del mercedes en la puerta de la casa por ejemplo y no es un fotón, pero cuando ves la serie entera o esta muestra que se puede ver aquí yo creo que la cosa cambia ya que el conjunto es mas que la suma de sus partes y es realmente cuando la historia que nos cuenta Andreas se puede leer en una clave crítica, en una clave descriptiva, con moraleja o sin ella pero lo que es indudable es que nos está contando algo que sucede en esa sociedad que será la nuestra proximamente y que lo hace de una manera especial, muy publicitaria, a todo color, parece que nos está vendiendo algo!
    Bueno en definitiva lo que quiero decir es que el trabajo fotográfico es la totalidad de las fotos y no cada foto individualmente.

  5. Carlos

    Exactamente, tu lo has dicho Klemente. Estas fotografías una a una quizás no dicen mucho pero el conjunto de la serie sí es capaz de transmitir esas sensaciones de las que hablamos.

    Es más pienso que cada foto no dice nada en especial porque es lo que probablemente pase durante estas vacaciones, nada en especial. Viendo la serie de nuevo es difícil ver un momento “de intensidad”, el jugador de golf apenas inicia el swing, el niño con la pistola de agua no la dispara, las cañas de pescar ya han sido lanzadas y reposan en el agua, no hay viento que agite la ropa tendida, etc. Quizás solo exista un momento “intenso”, un niño suspende el pie en el aire previo a pisar un inflador.

    Está claro que las imágenes una a una dicen poco, el interés individual se ha perdido en beneficio del todo. Probablemente ese era el objetivo del autor y por tanto “chapó” por él porque de la nada se ha sacado un verdadero trabajo sociológico.

    Ahora bien si el objetivo principal es el todo y lo que éste nos diga, ¿no se podría haber hecho con una S95?. Probablemente no por todo lo que contaba Javier en cuanto a virtudes de las cámaras de placas. Pero en tal caso no estaríamos ante la “teoría de los chistes malos y los chistes buenos”, con los chistes buenos nos reímos a la primera y con los malos hay que dar muchas explicaciones para arrancar una simple sonrisa.

  6. Xabier Alkorta

    Interesante debate.

    Lo esencial en este tipo trabajos no es que tengan unos encuadres ingeniosos, ni una iluminación dramática, ni siquiera que capten un instante revelador. Este tipo de proyectos documentales se centran en mostrarnos el mundo como es, sin artificios, sin adornos técnicos, sin distraernos de lo que pasa realmente en las imágenes, hay que buscar en ellas, meterse en las situaciones, analizar hasta el más pequeño detallle por que a veces, hay esta la clave. Es por ello que una cámara de gran resolución ayuda, pero no es esencial. Richard Misrach obtuvo las imágenes del libro fotográfico del año con una cámara digital de 4Mp… la S95 tiene 10Mpx… https://www.ivasfot.com/?p=5865

    Carlos, cuando dices que cualquier aficionado con una S95 podría hacer esas fotos yo también pienso lo mismo, podría… pero no lo hace. El google street view saca fotos a todo allá por donde pasa, no distingue fotos buenas de malas, eso si la calidad de las cámaras es peor que la de 4 Mpx… Hay fotógrafos que se dedican solamente a seleccionar instantáneas sacadas por el street view y son trabajos documentales cojonudos ¿De quien es el mérito? Del que saca la foto o del que encuentra en ellas algo revelador http://9-eyes.com/page/5

    Y discrepo con eso de que las imágenes una a una dicen poco, las imágenes una a una dicen muchísimo, y viendo toda la serie es un trabajo redondo. La realidad, lo cotidiano, lo que pasa en nuestro barrio puede ser mucho más impactante que los reportajes hechos en sitios superlejanos, sobre todo por que hablan de la sociedad en la que vivimos y entendemos.

  7. Carlos

    Hola Xabier.

    Estupenda respuesta. En cuanto a a lo que a mí se refiere me resuelves cualquier duda que me quedase al respecto.

    Simplemente un apunte más para cerrar este tema. Mi planteamiento inicial surge a raíz de las declaraciones de Samuel Aranda tras ganar el World Press Photo del 2012. El comentaba que a raíz del premio le había llamado mucha gente que previamente le había cerrado sus puertas. A Samuel Aranda anónimo nadie le quería publicar pero al Samuel Aranda ganador del WPP se lo rifaban. Ese era mi planteamiento inicial, a veces me da la sensación que la calidad de las imágenes está en función del pedigree del fotógrafo.

    Un saludo a todos por vuestros comentarios. Sinceramente he aprendido mucho y se me han abierto nuevos puntos de vista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.