Cámaras de placas de madera

Aunque estemos inmersos en una era completamente digital, todavía hay gente que trabaja con este tipo de cámaras.

En el mundo del gran formato tenemos diferentes tipos de cámaras unas más técnicas de banco óptico como puede ser la SINAR para fotografía de arquitectura o estudio que te permiten mayor juego de movimientos, luego tenemos las de campo como la linhof master technika que se usan mas para fotografía de paisaje y aunque son de metal, son mucho mas compactas y ligeras y para terminar tendríamos las cámaras de campo pero hechas de madera.


Os preguntareis que beneficios puede tener la madera ante el metal y la verdad que si la madera es buena muchas. Para empezar son considerablemente más ligeras que las de metal, son compactas y vamos a ser sinceros mucho más bonitas. Envejecen mucho mejor que las de metal ya que carecen de óxidos y a la hora de reparar una puedes llevarla a un carpintero. El tacto frío del metal no se puede comparar con el de la madera y aunque sacrificamos algo de precisión ganamos en sensaciones que al final es de lo que se trata. Disfrutar de la fotografía. Y enorgullecerte de tu cámara cuando los demás andan comparando megapíxeles tu ves que valoras otros aspectos de una cámara.

Dentro de esta familia tenemos diferentes marcas hay unas de mayor calidad como pueden ser las japonesas EBONY hechas de madera de ébano, de mas de 20 años, procedente de Madagascar y titanio. Son ligeras resistentes y muy estables la mejor elección si se desea trabajar con distancias focales largas ya que con el fuelle completamente extendido siguen manteniendo su rigidez y estabilidad.

Luego tenemos su competencia la marca austriaca LOTUS al igual que las anteriores trabajan con los mejores materiales y es una apuesta segura además producen cámaras de formatos de asta 20×24 pulgadas especificas para procesos antiguos pudiendo conseguir así copias en positivo directo ( Ambrotipos) de gran tamaño, el inconveniente es el precio y el peso que supera los 35 kg.

Tenemos otras marcas más baratas como pueden ser las chinas CHAMONIX que son muy ligeras, demasiado diría yo, ya que se hace muy difícil trabajar con ellas con exposiciones largas o teleobjetivos.

También tenemos las SHEN HAO más robustas que las anteriores y podemos decir que están inspiradas en las EBONY pero usan madera de teca y aluminio en vez de titanio.

Ahora solo te queda escoger una que se ajuste a tus necesidades.

6 comentarios en “Cámaras de placas de madera

  1. klemente

    Debe ser un mundo maravilloso!!! para mi todavía desconocido, aunque estoy deseoso de descubrirlo.Ayer revelamos por primera vez diapositivas de medio formato 6×7 realizadas con una Mamiya y los resultados en cuanto a la calidad se salen, nos contaba Asier que nos fijaramos en la transición de blancos, y nos habló de la latitud de la película y su comportamiento, su curva, aunque fué a groso modo pudimos constatar la calidad de los blancos en comparación a lo que estamos a constumbrados en nuestras cámaras digitales.Me imagino que si ya pasamos al gran formato y a este tipo de cámaras estaremos hablando de primera división! todo llegará, de momento a soñar!

  2. alberto

    Yo desde que empeze me e enganchado y es un vicio, Cuando haces pop ya no hay stop! En octubre me llego mi chamonix y una pasada muy contento disfrutando los resultados como tambien el proceso de todo.

  3. Don Javier

    Decias Beñat que cuando acabamos el curso nos regaláis una, no? Para que vayas apuntando… Yo quiero la Sinar que aparece en el primer grupillo de 5 fotos.

  4. Beñat

    No sabes tu nada! jaja pues si te duele la espalda de cargar una 6×7 esperate a llevar una SINAR a cuestas….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.