CHRISTIANIA, por Maja Daniels.

Christiania es la mayor sociedad alternativa existente en el mundo occidental, una comunidad autónoma en el centro de Copenhague, Dinamarca. Gobernada de acuerdo a códigos fuera de la ley y el orden convencional, Christiania es un autoproclamada “Freetown” (ciudad libre), y se rige por su propia organización.

Fundada en 1971 por un grupo de hippies, sus alrededor de 900 habitantes se enfrentan actualmente a una crisis existencial y de derechos de propiedad. Los experimentos sociales de la población de la década de 1960 están luchando contra un gobierno menos tolerante y contra un interés intensificado por la propiedad comercial de la zona, situada en el centro de los barrios más atractivos de Copenhague.

En el mundo occidental la libertad va de la mano de la propiedad. El ámbito doméstico es a menudo visto como el último reducto para la intimidad. Dentro de los límites de la “casa” tenemos el derecho de expresar nuestra libertad e individualidad en todo lo que se quiera, ya que nos hemos comprado el derecho a hacerlo. Lo que diferencia a la Freetown del resto de la sociedad occidental de hoy es sobre todo la actitud “Christianita” hacia la propiedad de la vivienda, un sistema que se oponen al dominio capitalista de la individualidad y la identidad.

Como resultado, su existencia alternativa causa problemas a las instituciones públicas tales como la ley, el orden y la función, que dependen de una organización homogénea de la sociedad y de sus habitantes.

El Alto Tribunal del Este Danés, decidió en mayo de 2009 que el gobierno tenía el poder para reafirmar el control sobre la zona. Los residentes, sin embargo, creen que el estado (hasta ahora) al aceptar su ocupación les ha dado derechos de facto a la vecindad. Ellos han apelado el caso ante el Tribunal Supremo para la decisión final.

A pesar de la amenaza constante de cierre y “normalización”, la comunidad continúa invirtiendo en el futuro. La comuna hippie inicial se han visto reforzada por un duro trabajo en común de la población “alternativista” que está ocupada en el desarrollo de empresas locales y dando visitas guiadas a las hordas de turistas. El Freetown atrae a alrededor de un millón de turistas cada año desde que Christiania se ha convertido en un ejemplo pertinente y poco común de una organización interna alternativa.

Esta serie pretende ser una reflexión contemporánea de la fotógrafa Maja Daniels, sobre la Comunidad interactiva de Christiania, centrándose en su nueva generación, sus vecinos, visitantes y la modernización ecológica.

Pincha sobre la primera imagen para ver la galería.

www.majadaniels.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.