Edward S. Curtis.

Edward Sheriff Curtis (1868) se convirtió en uno de los mejores fotógrafos y etnólogos de Estados Unidos. Cuando su familia se trasladó a Washington en 1887, Edward comenzó a realizar un estudio fotográfico sobre los indios que vivían en la zona costera de Seattle. El retrato que hizo de la hija del jefe Seattle, la princesa Angeline, ganó el máximo galardón en un concurso fotográfico.

Tras darse a conocer por su trabajo sobre los indios, Curtis fue invitado a participar en expediciones a Alaska y Montana entre 1899 y 1900 como fotógrafo y camarógrafo oficial. Allí fue testigo de las danzas sagradas de las tribus Piegan y Blackfoot. Viajando a caballo por las montañas, apareció ante sus ojos un valle con más de un millar de tiendas indias, una impresionante vista que transformó la vida de Curtis.

A partir de entonces, y durante más de treinta años, realizó la más extensa colección fotográfica conocida, compuesta de 20 volúmenes con los retratos de los indios norteamericanos, de sus vidas, sus costumbres, sus tradiciones y sus rituales, algunos de ellos desconocidos hasta su documentación por Curtis. Llegó a documentar más de ochenta tribus al oeste del Mississippi, de la frontera con México hasta el norte de Alaska. Su proyecto ganó el apoyo de figuras tan importantes y de gran alcance como Presidente Theodore Roosevelt y J. Pierpont Morgan. Curtis también produjo y dirigió una película muda basada en la la mitología de los indios Rawakiutl del Noroeste del Pacífico.

Imágenes del libro Edward S. Curtis



Trabajando con un profundísimo respeto por las gentes y el entorno llegó a ser considerado un igual por los indios navajos, con los que danzó al son de los tambores en busca de El Manitu.

En la librería on-lin de IVASFOT puedes encontrar varios libros acerca del trabajo de Edward S. Curtis.



www.edwardscurtis.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.