Fotografía de una pausa.



Precioso trabajo del fotógrafo valenciano Ignacio Evangelista, Stand by (pausa)

Así presenta Ignacio esta serie:

Este trabajo muestra, a través de imágenes fotográficas, el aspecto que presentan algunas estaciones de esquí durante la época del año en que permanecen fuera de servicio.

Estos lugares “diseñados” para un uso específico durante una época específica del año, muestran un aspecto desolado, inquietante e incluso absurdo cuando fijamos nuestra mirada en ellos en un momento en el que su actividad ya ha cesado o todavía no ha comenzado.

Las estaciones de esquí se ponen en funcionamiento, se conectan, un día concreto del año y pasados unos meses se desconectan hasta la temporada siguiente. Es en estos momentos fuera de temporada, cuando parece como si todo el mecanismo y engranaje que conforma la estación, y que en la mayoría de los casos permanece en el lugar, estuviera allí con el único fin de esperar a la nueva fecha de apertura.
Son lugares a la espera…



http://ignacioevangelista.com

2 comentarios en “Fotografía de una pausa.

  1. klemente

    Me gusta este trabajo,ya que ahonda en esa cultura del ocio un tanto desproporcionada a mi juicio, que altera paisajes naturales para burocratizar un deporte y convertirlo en un divertimento de masas, en un negocio y que durante 8 meses al año convierte el lugar en algo bastante feo.
    Aunque el trabajo que realmente me ha dejao una sensaciòn de ridículo y absurdo hombre blanco y que corrobora mi absoluta convicción de estar en contra de los zoológicos, es su serie “Selección Natural” impresionante documento que no deja lugar a dudas de lo grotesco de nuestra civilización cuando queremos justificar lo injustificable.
    Tambien tiene muy buena pinta otro trabajo para el que pide apoyo y que está en proceso “After Schengen”.
    Me a gustado mucho este fotógrafo, Ignacio Evangelista, gracias Elena.

  2. Don Javier

    El trabajo que nos muestras me parece además de crítico hacia la sociedad consumista y estéticamente muy bueno, muy revelador. No he esquiado nunca, pero la imagen que tengo de las estaciones de esquí es de una gran seguridad y de un cuidado al detalle… un deporte de ricos y gente de postín. Pero estas imágenes me muestran verdaderos cuchitriles, descuidados y dejados a su suerte, como un parque de atracciones abandonado o un parque sin niños y sucio.

    Y siguiendo el consejo de mi compañero klemente me he metido en su web y su trabajo “After Schengen” me ha llamado mucho la atención. Un tema que me toca muy de cerca. Las imágenes son místicas, llenas de historias… Y me encantan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.