Los que se fueron y los que se quedaron.

“Fotógrafos made in Hungary. Los que se fueron, los que se quedaron”, nos brinda la ocasión de apreciar la obra de unos autores decisivos para la historia de la fotografía, cuya calidad y número fueron sorprendentes para un país de población relativamente reducida y de arraigada historia, pero nuevo en el mapa surgido tras la Primera Guerra Mundial. Asimismo puede resultar significativo en esta muestra el hecho de que muchos de estos artistas realizaran su obra más allá de las fronteras de su país; un hecho revelador de las vicisitudes de un convulso siglo XX y de los planteamientos estéticos de la vanguardia.

Un total de 210 imágenes, pertenecientes a 59 destacados fotógrafos húngaros. El título “Los que se fueron, los que se quedaron” no es casual, porque 29 de estos artistas emigraron a Occidente, donde triunfaron, mientras que los restantes se quedaron en casa y, por el contrario, jamás alcanzaron la fama ni el reconocimiento internacional.

Sean cuales sean los temas tratados o las técnicas utilizadas, las imágenes hablan por sí solas y nos acercan a la visión de Hungría como la mayor nación exportadora de fotógrafos famosos del mundo: Robert Capa. Kertesz, Moholy-Nagy o Denis Gabor. Figuras deslumbrantes que han llenado por ellas mismas el libros enteros de fotografía.

No obstante, junto a los que triunfaron están los que se quedaron. Nombres poco conocidos fuera de Hungría, cuando no del todo desconocidos: Escher, Gönci, Langer, Pécsi, etc. Pero entre unos y otros no existen diferencias de talento ni de calidad. Simplemente, los que se fueron encontraron la infraestructura necesaria para convertirse en estrellas. En cambio, los que se quedaron no.

Los que se fueron.
Lucien Aigner, Paul Almásy, Francisco Aszmann, Ferenc Berkó, Eva Besnyó, Iréne Blühova, Brassaï, Robert Capa, Cornell Capa, Nora Dumas, Emeric Fehér, Francis Haár, Lucien Hervé, Bela Kalman, Ata Kandó, György Kepes, Lajos Keresztees. André Kertész, Ergy Landau, György Lorinczy, Mari Mahr, Ervin Marton, Laszlo Moholy-Nagy, Nicolás Muller, Martin Munkacsi, Zoltán Nagy, Sylvia Plachy, István Rácz y Gustav Seiden.

Los que se quedaron.
Angelo, Rudolf Balogh, Nándor Bárány, Zoltán Berekméri, Ferenc Csik, Tibor Csörgeö, Károly Escher, Sándor Gönci, F.G. Haller, Iván Hevesy, Kata Kálmán, Judit Kárász, István Kerny, Imre Kinszki, Klára Langer, Lajos Lengyel, Olga Máté, József Németh, József Pécsi, János Reismann, Marian Reismann, Dénes Rónai, József Schermann, Kata Sugár, Aladár, Székely, Kálmán Szöllösy, Ernö Vadas, István Vecsényi (Vetschka), Iván Vydareny y Zoltán Zajky

Galería de imágenes de “Los que se quedaron”.



Puedes comprar “Fotógrafos made in Hungary” a través de la librería on-line. Recuerda que no tienes que pagar gastos de envío. Pincha aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.