Método Arrieta- Los ojos que hablan

Los ojos que hablan_Paula Arbide-01

Paula Arbide, ex alumna de ivasfot, continúa hacia adelante en su carrera fotográfica. Su último trabajo nos trae una impresionante historia de superación que ella misma nos cuenta:

Texto de Paula Arbide

Han bastado unos pocos minutos para que las hermanas Lourdes y Mentxu me encandilen con sus enérgicas personalidades, con sus risas cómplices y contagiosas. Me convencieron. No existe obstáculo que las hermanas Arrieta no puedan sortear. Y eso a pesar de sufrir una diversidad funcional llamada “atetosis doble congénita”, debido a la ausencia de un líquido en el bulbo raquídeo. Es algo así como tener un manojo de cables eléctricos al descubierto, con cortocircuitos permanentes, que impide el control motriz de todo el cuerpo, incluso los órganos internos y el aparato fonético. Así lo vive Lourdes, la mayor de las hermanas con 57 años, que no puede articular palabras. Mentxu, de 52, puede hablar, aunque con dificultades, y con paciencia se le puede llegar a entender.

Me hago cómplice de ellas. Ellas de mi cámara. Me intereso por su historia, y deseo entender cómo le han plantado cara a la adversidad.
Cada encuentro con ellas suscita muchas palabras en mi cabeza. Admiración, normalidad, coquetería, feminidad. Cruzo mis barreras y ya solo veo a dos mujeres. ¡Y qué dos mujeres! Ambas son extremadamente inteligentes y sensibles.

En la casa se palpa el profundo amor en el matrimonio de Lourdes y Tulio, quienes se conocieron por Internet y culminaron en una luna de miel en el Perú, el país natal de Tulio. Ella ya desde que era niña quería un marido, y fue a por él. La familia de Lourdes reaccionó con terror ante el temor de que tuviese una relación de pareja, pero ella fue a lo suyo, no tenía nada que perder.

También descubro el arte de Mentxu, de sus pinturas y de sus poemas, de esta licenciada en Psicología y Criminología, y con un máster en Sexología.
Mentxu me cuenta que “la gente piensa que somos ángeles sin sexo, y no es verdad. Hay mucha necesidad de vivir cada uno su propia sexualidad.
En esta sociedad no se puede hablar abiertamente del sexo. Y sin embargo el sexo no es solo cuerpo, carne, sino ternura, comprensión y puede llegar a tener incluso una parte espiritual, pero la gran mayoría piensa que el sexo es meter y sacar. Eso no es cierto, eso es follar. Es muy distinto. ¿Cuántas veces hemos preguntado a nuestra pareja qué te gustaría que te hiciera hoy? Creo que muy pocas veces o nunca. Cuando estudié el Master en Sexología, era la única que estaba en esta situación. Sí, era distinta, pero en este grupo de gente no me sentía muy diferente, porque cada uno tenía sus fantasmas, problemas o puntos de vista. Este Master me hizo ver que la sexualidad es mucho más amplia, y recomendaría a la gente que se acercara más al tema. A la gente no le gusta hablar, huye, pero le gusta hacerlo”.

Mentxu también tiene su propio espectáculo como clown. Ella pertenece a la compañía “Bazen behin clown”.

Me cuenta Lourdes que a sus cuatro años, cuando aún no tenían un diagnóstico médico, sus padres decidieron encargar otro hijo. Un hijo que al crecer pudiera ayudarles. Nuevamente la casa estaba llena de ilusiones por la llegada del bebé. Pero al nacer Mentxu, con casi las mismas dificultades físicas que Lourdes, tuvieron un duro golpe. Ahora todos debían deambular inútilmente de hospital en hospital, pasando por las manos de médicos, monjas, curas, chamanes, etc. tratando de buscar cura o rehabilitación a una enfermedad desconocida. Fueron tratadas como enfermas mentales, maltratadas y marginadas.

Sin embargo, con el tiempo han convenido que la vía de solución no estaba en la medicina, sino en la filosofía de “vida independiente”, por la cual apuestan.

¿Y cómo comunicarse? ¿Y cómo dar a descubrir toda esa riqueza interior e inteligencia avasalladora que poseen?

En la infancia, con un lenguaje muy primitivo, pasando de los abrazos y besos a los empujones y golpes. Por suerte, su madre, siempre confió en sus potenciales y las alfabetizó ella misma en su casa, porque ningún colegio, ni instituto las quiso admitir en sus aulas. Así empezaron a comunicarse. Lourdes trazaba las letras en cualquier superficie con el único dedo que puede mover; en el suelo, la pared o en el muslo de Mentxu, quién las repetía oralmente, uniéndolas y recordándolas para formar las palabras. La relación de hermanas, paso a otro nivel.

Más tarde, la aparición en su casa de la primera máquina de escribir, una Olivetti Lettera 36, le dio a Lourdes la libertad para comunicarse y darse a conocer a su familia, así como a redactar las cartas de amor a sus parejas. Paradójicamente el arma de seducción de Lourdes siempre fue la palabra.
Cuando Lourdes comenzó a salir con chicos en casa había broncas. No entendían nada. Incluso empezaron a llevarla a un psicólogo. Y Lourdes no ha cejado en su afán por mejorar su comunicación, llegando a diseñar una tablilla dinámica de comunicación que siempre lleva consigo.

Un fino hilo separa el llanto de la risa desenfrenada cuando recuerdan viejas batallas.

Dada su imposibilidad para hablar, cuando ésta quería quedar con un chico, su hermana tenía que llamar por teléfono aprovechando los momentos en los que estaban solas en casa. “Era todo un poema” afirma Mentxu. “Desgraciadamente la casa no estaba adaptada a nuestras necesidades”. El teléfono estaba sobre un armario un tanto alto. Ellas sólo podían moverse gateando. Mentxu cogía el auricular y lo dejaba colgando del armario, después agarraba la parte restante del aparato telefónico y lo bajaba a pulso sin que se golpeara con nada. Se tumbaba en el suelo y colocaba el auricular junto al oído. “Me daba vergüenza llamar, porque respondían los padres del chico y mi voz no era normal. Colgaban. Lourdes insistía y yo tenía que superar mi timidez para volver a llamar” termina afirmando la hermana pequeña. Al terminar la llamada, Mentxu tenía que volver a colocar las cosas en su sitio, de lo contrario sus padres empezarían a sospechar.

Cuando rondaban la veintena de edad, a raíz de un incidente surgió una nueva manera de comunicación. En el centro de rehabilitación al que acudían, olvidaron retirarle a Lourdes unas férulas de hierro correctoras con 6 kilos de peso cada una, que le habían colocado y que se le empezaban a incrustar en la piel. Lourdes comenzó a dibujar con los ojos la letra “T”, para decirle a su hermana “Tengo las manos frías”. Después de diferentes interpretaciones de Mentxu, que creía que su hermana dibujaba una cruz, pudo entender el mensaje y así dar aviso para que le quitaran las manoplas.

Así nació hace más de tres décadas “El Método Arrieta”; el lenguaje donde se dibujan las letras del abecedario con el movimiento del iris. Se basa en el abecedario y no precisa aparatos de ningún tipo, por lo que es ideal para las personas que no pueden utilizar ni su voz, ni sus manos como medio de expresión. Asimismo el método ha dado título al documental sobre sus vidas dirigido por Jorge Gil Muñárriz, estrenado este año y ganador del “Premio del Público” en el XI Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián, de 2013. Eso sin olvidar su inclusión en la sección Zinemira del prestigioso Festival de Cine de San Sebastián.

El método esta patentado mundialmente como “Método único”. Desean compartirlo con el mundo para sacar del aislamiento y de la agonía del silencio a las personas que lo necesiten.

Es una muestra más del camino recorrido en su continuo anhelo por poder comunicarse, trabajar y validarse socialmente con la mayor independencia posible, para ser útiles. Ello les condujo a contribuir al sostenimiento del hogar, creando una librería-papelería, a publicar un libro cada una, a trabajar en una lotería, vender cosméticos, detergentes, productos para la salud e incluso servicios financieros. En la actualidad siguen con proyectos propios, culturales, sociales, mediáticos, científicos y colaboraciones con la universidad. Como las hermanas afirman, “si estamos logrando tantas cosas, es precisamente porque todos nos decían que era imposible”.

www.paulaarbide.com

2 comentarios en “Método Arrieta- Los ojos que hablan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.