Nico Baumgarten, otra visión del G8.

En junio del 2007, la cumbre del G8 se celebró en Heiligendamm, Alemania, reuniendo a los líderes mundiales de los países más poderosos. En esta ocasión, un impresionante despliegue policial y militar intentaba controlar a más de 80.000 manifestantes. Una vez pasados los conflictos violentos entre los manifestantes y la policía ocurridos el primer día, el movimento de protesta evitó entrar en una espiral de violencia, tal como sucedió en Genova en 2001.

Este proyecto documenta los dos días durante los que más de 13.000 personas consiguieron bloquear todos los accesos terrestres a la cumbre, haciéndolo siempre de forma totalmente pacífica. El logro principal de esta acción continuada fue conseguir mayor atención mediatica para la protesta que para la reunión misma de los ocho dirigentes más influyentes del planeta, incitando así una reflexión critica y novedosa: Los movimientos antiglobalización no pueden considerarse un sinónimo de violencia.




En la selección de imágenes que aquí se presentan, todas ellas de una esmerada realización, destacan estos aspectos antagónicos. Por un lado, las desbordantes medidas de seguridad visibles en la amplia zona aislada y el aspecto paramilitar de los grupos antidisturbios. Por el otro, la campada de los miles de manifestantes, mostrando una actitud de resistencia crítica especialmente dirigida a desmontar la retórica que acompaña las cumbres del G8.

-texto extraído del catálogo a la exposición “talent latent”-

Entrevista a Nico Baumgarten.


www.nicobaumgarten.net

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.