Niños tras las rejas.



A lo largo de su carrera Steve Liss ha estado profundamente preocupado por los problemas que afectan a los pobres y marginados en los Estados Unidos. Fue el fotógrafo asignado en la revista TIME para sacar a la luz las historias de importancia social que involucran a personas ordinarias. Cuarenta y tres de sus fotografías han aparecido en la portada de TIME y ha cubierto seis campañas presidenciales, pero su sincera y profunda mirada hacia un individuo o un problema se convirtió en su labor más importante para la revista.

Su último libro, No hay lugar para los niños: Voces de Detención de Menores (University of Texas Press, 2005), ganó el Premio Robert F. Kennedy de Periodismo en 2006. Este es el mundo de los jóvenes criminales, de los niños perdidos, de chavales menores de 10 años que lloran tras las rejas a sus madres. En un centro de detención juvenil en Laredo, Tejas (y en otros centros similares por todo America), los niños sufren enfermedades mentales y adicción a las drogas mientras esperan a un juicio o al traslado a otra celda y los problemas subyacentes que los llevaron a su comportamiento continúan.



www.steveliss.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.