Pitcairn Island, de Rhiannon Adam

El nombre Pitcairn tal vez no os diga nada, pero si añado que fue la isla a la que consiguieron llegar los amotinados de la Bounty, a muchos les vendrá la imagen de Marlon Brando como el oficial Fletcher Cristian.

Es una historia que perdura hasta el día de hoy: el épico viaje de supervivencia del capitán Bligh en el Pacífico y el levantamiento de los amotinados en 1789. Como tantas otras veces Hollywood explotó la confusión en torno a lo que sucedió cuando Fletcher y sus compañeros amotinados se establecieron con un grupo de cautivos tahitianos en la isla Pitcairn. Las películas con sus heroicas y deslumbrantes estrellas son, en parte, responsables de perpetuar la imagen romántica de esta misteriosa isla: el último Territorio Británico de Ultramar en el Pacífico Sur.

Cuando la fotógrafa Rhiannon Adam llegó a Pitcairn en 2015, un viaje largo y arduo en sí mismo, la realidad no podría haber estado más lejos de las visiones románticas del cine y la ficción. Una masa volcánica con costas rocosas que mide solo dos millas por una milla y de la cual no hay forma de salir durante tres meses seguidos, hasta que regrese el buque de carga y pasajeros. Aislados del resto del mundo, los habitantes, menos de 50, la mayoría de los cuales son descendientes de los amotinados originales, viven en un ambiente claustrofóbico.

Las fotografías de Adam, íntimas y un poco voyeuristas, son tan complejas e inflexibles como la isla misma. La exposición no pretende ser una experiencia de visualización fácil. Donde podríamos esperar ver imágenes pintorescas de la isla, se nos dan interiores claustrofóbicos y retratos sofocantes. Además incluye diferentes formatos y objetos, desde gabinetes de curiosidades hasta extractos de audio, es un intento deliberado de desorientar al espectador, de recrear algo de la experiencia “desconcertante” que es la vida en Pitcairn.

En 2004, la isla se vio envuelta en un escándalo de abuso sexual del que nunca se ha recuperado. Aunque era muy consciente de lo que había sucedido, Adam no tenía la intención de hacer un proyecto sobre dicho escándalo. Estaba interesada en explorar la noción de ‘Utopía’ ¿Cómo puede ser que Pitcairn sea para algunos un símbolo de paraíso, pero para otros una realidad de pesadilla? Una pila de DVD y un póster de Clark Gable hacen un guiño a la historia de Bounty y sin embargo la miseria en la que vive la gente está completamente en desacuerdo con la idea de un idilio tropical.

La desconfianza hacia los forasteros hizo muy difícil la tarea de retratar a los isleños. Por eso la mayoría de los retratos se tomaron en el interior lejos de miradas indiscretas, y cada modelo fue fotografiado solo, a menudo negándose a mirar directamente a la cámara. Las fotografías de habitaciones vacías evocan una sensación de pérdida. Fotografías fantasmales encontradas, cuyas superficies estropeadas por los estragos del tiempo y el duro entorno de la isla, son como reliquias perdidas, recordatorios de un pasado que no se puede borrar tan fácilmente.

Al mismo tiempo también vislumbramos magia y fantasía: está la imagen soñadora de una niña, con el brazo extendido, y las Polaroid con su apariencia nebulosa y tonos suaves y matices que representan realidades oníricas.

Esta no es solo una historia sobre una isla extraña y perdida, o incluso una historia profundamente personal sobre el valor y la determinación de una mujer frente a la adversidad, aunque, por supuesto, son ambas cosas. Es una historia que le puede pasar a cualquier mujer, visitante o isleña, niña o adulta, entonces o ahora; una historia de lo que sucede con el comportamiento humano cuando nadie está mirando.

El trabajo de Adam está fuertemente influenciado por su infancia nómada en el mar, navegando alrededor del mundo con sus padres.

Sus proyectos a largo plazo abarcan la fotografía artística y el documental social, mientras que el tema a menudo se centra en narrativas relacionadas con el mito, la soledad y el paso del tiempo. Los resultados de estas exploraciones se capturan casi exclusivamente con luz ambiental, película instantánea Polaroid caducada y película negativa en color.

En Abril de 2015, Adam trataba de conseguir ayuda económica para poder llevar a cabo su proyecto fotográfico en Pitcairn y realizó un crowdfunding para ello. Finalmente consiguió ser financiada por BBC/Royal Geographical Society. Aún así os dejamos el vídeo que realizó para recaudar fondos, ya que en él podréis conocer a la fotógrafa y el proyecto explicado por ella misma.

Entra en la web de Rhiannon para seguir viendo este y otros de sus interesantes trabajos fotográficos.
www.rhiannonadam.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.