Purity

Laila, Antonio and Maya Sa, Colorado Springs, Colorado. From the

Durante un Purity Ball (Baño de Pureza) las chicas jóvenes prometen “vivir una vida pura ante Dios” y permanecer vírgenes hasta el matrimonio. A cambio, sus padres firman un compromiso con la promesa de proteger la castidad de sus hijas. A veces se intercambian anillos como símbolo de sus votos.

El fotógrafo David Magnusson (Suecia, 1983) ha fotografiado y entrevistado a las jóvenes y sus padres, que han participado en los Purity Ball en Luisiana, Colorado y Arizona. El monográfico que le ha valido numerosos reconocimientos y ha sido expuesto en varias galerías, le ha servido también para reflexionar acerca de una cultura a la que había prejuzgado equivocadamente.
“Cuando escuché por primera vez acerca de los Purity Ball, imaginé padres estadounidenses aterrorizados ante cualquier cosa que pudiera lastimar a sus hijas o el honor de sus familias. A medida que iba aprendiendo, entendí que los padres, como todos los padres, simplemente querían proteger lo que más quieren en el mundo, de la mejor manera que saben”.

Purity se convierte a través de los retratos de padres e hijas, en una reflexión acerca de cómo estamos formados por la sociedad en la que crecemos y en nuestra manera de interpretar el mundo a través de los valores que incorporamos como nuestros “.

www.davidmagnusson.se

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.