Skate puro, de HUGH HOLLAND.

Tanto si eres un amante de este deporte y además lo practicas, como si no te has subido nunca a una tabla y no sabes nada acerca de este mundillo, la fotos que vas a ver a continuación te van a emocionar. Porque es una época, un estilo y una moda que no nos queda taaan lejos.

Hugh Holland no tenía ninguna educación artística formal. Pasó años entrenando su ojo disparando y trabajando las fotografías. Una tarde de 1975, conduciendo por Laurel Canyon Boulevard, Holland se encontró por casualidad con unos skaters patinando por la zona. Impactado por su gracia y atletismo, supo que había encontrado su tema. Aunque él mismo nunca fue skater, pasó los siguientes tres años, fotografiando de forma incansable la floreciente cultura que estaba presenciando. Recorre las calles de Los Angeles, el Valle de San Fernando, Venice Beach, San Francisco, Baja California o México. Sin embargo, para 1978 la escena se vuelve más comercial, y la documentación de Holland sobre los skaters llega a su fin.

Durante la década de 1970, el sur de California sufrió una grave sequía, dejando una gran cantidad de piscinas vacías disponibles para que los skateboarders practicasen sus trucos. Desde estos lugares suburbanos, a las calles asfaltadas que los unían, ese fue el lugar que creó el legendario Dogtown y Z-Boys skaters. Con su pelo rubio blanqueado, los cuerpos bronceados, calcetines de media bien subidos y playeras Vans, estos jóvenes rebeldes están magistralmente captados en LOCALS ONLY, editado por Steve Crist.
 



www.hughholland.com

4 comentarios en “Skate puro, de HUGH HOLLAND.

  1. Jorge

    Buaaaah… qué tiempos! aquí la estética era un poco diferente, pero muy auténtica también en su época. Ahora hay mucha tontería.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.