Stranger de Shizuka Yokomizo



A menudo en las grandes metrópolis donde mas gente hay por metro cuadrado es donde se respira mayor soledad. Esa lejanía entre las personas es a menudo un inconveniente para realizar una serie de retratos a gente desconocida pero tiene un aliciente claro, la especulación sobre dichas vidas.

El trabajo de Shizuka Yokomizo gira en torno a esa idea. En esta serie el autor reflexiona sobre su relación con los demás. Y lo mas interesante de todo este proyecto tal vez sea el trabajo previo a la foto.
Shizuka va caminando por la ciudad en busca de bajos con ventanas y cuando encuentra uno que le gusta introduce un anuncio que lleva preparado que dice:

“Querido desconocido, soy una artista trabajando en un proyecto fotográfico que implica sacar fotografías a personas que no conozco… Me gustaría tomarte una fotografía de pie en tu habitación desde la calle por la noche. Una cámara estará colocada del otro lado de la ventana, en la calle. Si no te importa ser fotografiado, por favor colócate en la habitación y mira a la cámara durante 10 minutos el día X a las X horas. Te sacaré una foto y me marcharé… permaneceremos desconocidos el uno para el otro… Si no quieres participar, por favor tan solo corre las cortinas para mostrar tu rechazo… Realmente espero verte por la ventana”.

Esta serie confronta al observador con el observado y crea una colaboración entre los dos en el cual en sujeto fotografiado deposita su confianza en un completo desconocido. Así pues estas imágenes tienen ese claro aire de voyeur.

5 comentarios en “Stranger de Shizuka Yokomizo

  1. Laia Varela

    Me parece un proyecto fotográfico excelente por diversas razones.

    La preparación de las fotografías creo que es muy original, manteniendo el desconocimiento entre fotógrafo y fotografiado. De esa manera, el objetivo del proyecto, es decir, retratar la soledad de las grandes ciudades, se mantiene.

    Las fotos son estupendas, de alguna manera se traspasa la línea de la privacidad de esa gente desconocida que posa para la cámara.

    El hecho de que las fotos estén sacadas de noche hace que todavía nos acerquemos más al interior de esos domicilios.

    Este fotógrafo, en mi caso particular, ha conseguido su objetivo.

    Un saludo,

    Laia Varela

  2. Ruben

    Las imágenes son conmovedoras, y a parte de esta visión voyeur quizás lo veo mas como un estudio de la persona en su espacio, siendo este tan importante como la persona.
    Es muy interesante el punto de vista del artista y el que quiere convertir al espectador en observador que esto es una cualidad que muchas veces un fotógrafo da por obvio, y sobre todo como termina la obra cuando el espectador la visualiza.
    También me parece muy interesante el aspecto de cotidianidad que se da a la imagen.

    un saludo
    ruben

  3. Don Javier

    Lo que mas aprecio del trabajo de Shizuka es el modo de trabajar. El mensaje temendamente directo, me parece muy tierno y humano… Son términos que generalmente son difíciles de conciliar, y que Shizuka ha plasmado de maravilla en la carta. Y ese mismo aire que respiran las palabras que mantiene con el fotografiado, las expresa en forma de imágenes.

    La relación que se intuye entre el sujeto y el fotógrafo es muy ambigua… Sobre todo en la que abre el artículo. Un halo de misterio recorre toda la imagen… No sabes si el sujeto es consciente o no de que está siendo fotografiado, porque aparentemente no posa, simplemente está ahí, mirando. Y esa mirada tranquila, sin ninguna intención, es la que dota a las imágenes de un punto surrealista que personalmente me atrae mucho.

    Y además el ejercicio de representar el compendio de culturas que existe en una macrociudad es buenísimo. Intuyo que se trata de una ciudad asiática, pero de los 6 fotografiados 4 son Europeos. Las casas de los 6 son muy significativas de los estatus que representan… sobre todo la 4, la de la china, me parece brutal.

    Como también la última, que refleja a un señor que probablemente trabaje de corbata, que tiene una casa de pitiminí con sofás de cuero y cuadros “bonitos”… y cuando no hay nadie se pasea en gallumbos y se rasca los huevos mientras habla por teléfono.

    Es una fotografía que invita a observarla durante un tiempo largo… en la que hay muchos detalles en los que puedes reparar e imaginarte mil cosas.

  4. klemente manuel corredera perez

    Es una serie tremendamente psicológica desde mi punto de vista ya que en los minutos que transcurren mientras se toma la foto me imagino la de infinidad de cosas que se le pueden pasar al observado por la cabeza, “La cámara indiscreta” podría titularse esta serie,aunque a diferencia de la película de Hitchcock “La ventana indiscreta” aqui el observado sabe que le estan observando y no sólo eso sino que sabe que le están fotografiando.Yo creo que la influencia de esta película es capital en este trabajo ya que es una ventana abierta a la intimidad de tu casa, a tus secretos, a tus crímenes, aunque a diferencia del film aquí el observador es un complice y no un delator, es un amigo en el que quizás puedas confiar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.